06
Ene-2018

Santuarios de Elefantes o ¿ nueva actividad turistica ?

Inicio » Datos Prácticos » Turismo responsable » Santuarios de Elefantes o ¿ nueva actividad turistica ?   /   Etiqueta:
Santuarios de Elefantes o ¿ nueva actividad turistica ?
4 (80%) 7 votes

Santuarios de elefantes o ¿ nueva actividad turistica ? …. una visión distinta .

santuarios de elefantes

Santuarios de elefantes o ¿ nueva actividad TURÍSTICA ?

Venir a Tailandia e ir a ver elefantes está intrínsecamente unido para mucha de la gente que viaja al país. Como buenos turistas responsables, no queremos montar un elefante o ir a un show, porque sabemos ya de sobra que en todos esos sitios los animales están explotados y en unas condiciones penosas. Nosotros lo que queremos es ir a un centro responsable .

Pero elegir un centro que sea realmente lo que dice y promete, se ha puesto complicado. En los últimos años, tras la cada vez más alta concienciación de los turistas que encuentran inaceptable montar un elefante, se ha producido una explosión de centros que hacen llamarse santuarios o de rescate de elefantes, pero que en realidad se han convertido en una actividad turística más en la que sin un maltrato aparente para el ojo poco experimentado, se siguen utilizando a estas nobles criaturas para el lucro propio.

¿Necesitas un seguro de viaje? Consigue un 5 % a través de nuestra Tarjeta descuento mochilera !!

Tailandia , Santuarios de elefantes o ¿ nueva actividad turística?

los elefantes deben de ser la prioridad, no los turistas.

Lo primero que tenemos que tener claro, es que los elefantes no son criaturas dulces que buscan caricias y el contacto con el ser humano. ¿Si te encontraras un elefante salvaje en medio del bosque te acercarías a acariciarlo? Y él, ¿Se acercaría a dejarse acariciar?

Hábitat: Los santuarios y/o centros de rescate deben de contar con una zona adecuada a los elefantes rescatados, contando con hábitat natural para que éstos puedan desarrollar plenamente sus comportamientos naturales. Además deben de tener un tamaño lo suficientemente grande para la cantidad de elefantes con los que cuenten. Prácticamente ningún centro cuenta con ello.

Los elefantes en la naturaleza, recorren al menos 10 kilómetros al día en busca de comida ya que ellos se pasan comiendo la friolera de ¡17 horas diarias de media! Pero claro… ver comer a un elefante… es aburrido. Por eso se han creado actividades de interacción con el animal. A ellas vamos:

Interacción elefante/turista

  • REALIDAD: Se crean actividades innecesarias, que están encaminadas al entretenimiento del turista y no al beneficio del elefante.
  • UTOPÍA: Si el elefante es lo primero, el centro carecerá de un programa de actividades fijo en el que además los elefantes estén sometidos a seguirlo.

Gente + Actividades: A los elefantes NO les gusta la gente, son animales sociales ¡sí! ¡Pero entre ellos! La gente extraña a su alrededor les pone nerviosos, y esto, unido al hecho de tener que ceñirse a un programa de actividades sólo hace que los mahouts (sus cuidadores) tengan que estar más pendientes de ellos y guiarlos obligándoles a que paren, caminen o tengan que permitir al turista de turno sacarse una foto… o muchas.

Alimentarlos: Los elefantes son perfectamente capaces de comer solos. En la mayoría de los centros en los que permiten a los turistas alimentar a los elefantes, hacen esperar a los animales si libertad de movimientos y en muchos casos atados a una plataforma durante más de una hora. Además, hacer que los turistas le alimenten todos los días a una altura que no alcanza la de un árbol, les provoca atrofia en los músculos de la trompa.

Cocinar “sticky rice”: En muchas ocasiones, se cocina arroz u otras recetas no naturales para elefantes que no lo necesitan en absoluto y tienen el peso adecuado. El arroz glutinoso da buen resultado en elefantes que están desnutridos y con bajo peso, pero no puede utilizarse como una dieta normalizada para todos los ejemplares. Estas actividades se crean para que el turista tenga más contacto a la hora de darle la receta cocinada, y además sienta que ayuda a su recuperación cuando es casi lo contrario.

Sedentarismo + dieta inadecuada: En estos centros los elefantes en su gran mayoría padecen sobrepeso a causa de:

  • Una dieta inadecuada de exceso de fruta u otras recetas no naturales ya mencionadas.
  • La escasa práctica de ejercicio físico adecuado.

Esto les lleva a tener muchísimos problemas articulares y digestivos. Los elefantes deben de tener una complexión más bien huesuda, por supuesto sin llegar al extremo. Los elefantes no son animales redonditos.

Baño de turistas con elefantes: Actualmente la moda más extendida es el baño con los elefantes. Vamos a desmontar mitos: Los elefantes NO necesitan bañarse todos los días a menos que ellos lo deseen. Ellos no utilizan el agua para limpiarse, ellos usan el barro, que al secarse y caer de la piel hace que se eliminen gérmenes y bacterias. Como antes comentábamos, a los elefantes NO les gusta la gente, por tanto es un momento muy estresante para ellos, momento al que se les OBLIGA a estar parados o a tumbarse durante el tiempo que dure la actividad, solo y exclusivamente para entretener al turista. Además, en algunos centros esta actividad se acompaña con cepillos, que pueden causar dolor en su sensible piel. Esto ciertamente pasa desapercibido para los turistas ya que los elefantes permanecen inmóviles por miedo a ser castigados.

Esta, como las otras actividades descritas, no conlleva ningún beneficio para el animal.

¿son la Solución los santuarios de elefantes ?

La solución es bastante compleja, ya que los elefantes carecen de instintos. Rescatarlos y dejarlos en el bosque es una condena a muerte. Además, en Tailandia, gracias a la inmensa deforestación sufrida, no existe terreno protegido suficiente, para dejar libres a todos los elefantes actualmente en cautividad. Así de triste. La utópica solución está muy lejos de poder ser realidad, ya que pasa por un acuerdo global entre los países que tienen elefantes en cautividad, y el desarrollo de un programa de reinserción difícil y costoso .

¿Dejar de ir a verlos a estos centros? Somos conscientes de que la mayoría de estos animales viven algo mejor en estos centros que en sus anteriores ocupaciones, y que si están aquí, un gran paso ya se ha avanzado. Pero conformarse con esto, sólo perpetúa su condena.

Los datos están ahí, un estudio de la WAP sostiene que un 77% de elefantes en cautividad viven en condiciones deplorables.

https://www.worldanimalprotection.org/news/thousands-elephants-exploited-tourism-held-cruel-conditions

Si a pesar de lo que ahora ya sabes, sigues decidido a ir a un centro a ver elefantes que no esté entre nuestra lista de centros recomendados, al menos, no participes en actividades antinaturales, evita la interacción, y respétalos. Dejemos a los elefantes ser elefantes y hagamos saber al mundo que debemos avanzar hacia una situación más idónea para ellos. La demanda puede cambiar la oferta.

Los elefantes “rescatados” en estos centros provienen de otras industrias más duras si cabe como son: la mendicidad por las calles; la industria maderera en la que se les utiliza para arrastrar los troncos en el bosque; y de los campamentos de trekking en los que son obligados a pasear a turistas en su espalda. Pero si no empezamos a concienciarnos, acabarán teniendo que ser rescatados de estos falsos santuarios de elefantes y centros de rescate.

En Tailandia son pocos, pero hay centros que sí que ponen a los elefantes en primer lugar y tienen muy buenos proyectos. A continuación te los enumeramos:

Y si no… siempre los puedes ver en estado salvaje, ¡mejor imposible!

Este post es un grito para que se sepa la verdadera realidad que estos animales viven tras la explosión turística de los santuarios de elefantes en Tailandia y resto de Asia .

Autora : Alicia de la Serna

 

Articulos relacionados

Compartir artículo en:

Comentarios Cerrados